Crean una tecnología capaz de almacenar información durante más de un millón de años

Investigadores de la Universidad de Southampton (Reino Unido) junto con la Universidad de Tecnología de Eindhoven (Holanda) han desarrollado una tecnología que es capaz de almacenar una gran cantidad de información, unos 360 TB en un solo disco, cien veces más de lo que pueden almacenar los soportes actuales. Lo más importante de este dispositivo es que la información puede llegar a durar más de un millón de años. Su sistema de estabilidad térmica permite que el sistema resista hasta los 1000° C de temperatura.

Su láser ultrarrápido permite que la información se escriba en nanoestructuras forjadas en cuarzo fundido y se almacena en cinco dimensiones. Cada bit de información dentro del cristal se codifica basándose en cinco parámetros: su posición tridimensional dentro del cristal (x, y, z), el tamaño y la orientación de las nanoestructuras. Cada disco tiene tres capas de puntos nanoestructurados, con 5 micrones de separación entre los puntos (1 millonésima de metro). Las nanoestructuras autoensambladas modifican la forma en la que la luz viaja a través del cristal.  Al producirse un cambio en la polarización, la luz puede ser leída por una combinación de microscopio óptico y filtro polarizador, muy semejante al que se halla en las gafas para ver películas 3D.

Esta tecnología de memoria en cinco dimensiones se conoce también por el nombre de “memoria del cristal de Superman”, en honor de los cristales de memoria que Superman utiliza en sus películas para recabar datos de Kripton, su desaparecido planeta. Actualmente el equipo de este proyecto busca socios de esta industria para poder comercializar esta tecnología.

Jingyu Zhang, del Centro de Investigación OptoelJingyu-Zhang.-C-Universidad-de-Southamptonectrónica y director de la investigación comenta que “Estamos desarrollando una memoria muy estable y segura usando cristal, lo que puede ser de gran utilidad para las organizaciones con archivos grandes. En la actualidad cualquier archivo está a salvo apenas entre cinco y diez años, pues la memoria de los discos duros es relativamente corta. Los museos que deseen preservar información u organizaciones como archivos nacionales, donde se tienen enormes cantidades de documentos, se verían enormemente beneficiadas”.

Peter Kazansky,  científico involucrado en el proyecto se muestra entusiasta comentando que “Es emocionante pensar que hemos creado el primer documento que probablemente sobrevivirá a la raza humana”.

This entry was posted in Cómo funciona, Para qué sirve, Tecnologías. Bookmark the permalink.