Alternativa sudamericana a Silicon Valley: Chilecon Valley

Si hay un lugar en el mundo que debe ser considerado como la cuna de la innovación tecnológica, es Silicon Valley. Éste es el nombre que recibe la zona sur de la Bahía de San Francisco, lugar donde han establecido su sede empresas como Apple, Intel, Google, Facebook o Yahoo. Ahora, desde Chile tratan de emular esta idea, intentando atraer a los Steve Jobs o Mark Zuckerbergs sudamericanos.

El nacimiento del Silicon Valley fue promovido por Terman, un profesor de la Universidad de Stanford, que consideró aquella zona sin utilizar como un buen lugar para establecer un programa en el que los estudiantes egresados de la universidad, pudiesen tener la oportunidad de llevar a cabo sus ideas innovadoras, facilitándoles algo de capital. Unos de los grandes éxitos fue convencer a William Hewlett y David Packard de formar parte, quienes fundarían más adelante una de las primeras firmas tecnológicas que no estaban directamente relacionadas con la NASA o la Marina de EEUU, Hewlett-Parckard.

Bill Hewlett y Dave Packard

Además de ésta, muchas otras empresas fueron surgiendo, y Silicon Valley fue creciendo hasta llegar ser el lugar donde toda empresa de base tecnológica espera poder emigrar algún día. Su gran peculiaridad es la perfecta simbiosis entre las grandes empresas ya establecidas en el mercado, las pequeñas empresas que buscan un “empujón” y los estudiantes de las universidades de la zona (Berkeley, Estatal de José, Santa Clara y Stanford). La unión de la experiencia de las grandes, con las ideas innovadoras de las que buscan un hueco y la frescura y ganas de los recién egresados para un beneficio común es una de las características que favorece el desarrollo de la actividad económica y tecnológica en esta zona.

Ahora, en Chile buscan emular la hazaña, intentando situarse como un centro de innovación mundial. Esta apuesta del gobierno chileno, prevé una inversión de 255 millones de dólares americanos en 2013, con una agenda que contará con más de 100 iniciativas para aumentar la colaboración de los sectores público, privado y académico.

Según explica el director del Centro Transferencias de Centro Innova: “Las iniciativas carecían del conocimiento técnico para implementarlas y lograr mantenerse en el tiempo, que es lo principal en todo emprendimiento”. Tal y como informan desde Infosurhoy, cada semestre, este centro recibe cerca de 500 iniciativas de jóvenes para entrar a formar parte. Además, gracias a la Red de Mentores del Foro Innovación, los jóvenes emprendedores reciben la consejos de destacados ejecutivos empresariales. Desde su comienzo en 2009, este foro ha ayudado a 375 emprendedores.Una de las basas de este plan de innovación es la de dar apoyo a jóvenes emprendedores para ser capaces de transformar sus ideas en un negocio exitoso.

Otro de los grandes pilares de este plan del gobierno chileno es la presencia internacional, subvencionando la estancia de los emprendedores internacionales y ayudándoles con la financiación, con el único requisito de que al menos uno de los integrantes del proyecto permanezca durante seis meses en el país.

A primera vista, parece una muy buena alternativa al Silicon Valley, que se puede aprovechar, entre otras cosas, de la actual fuga de cerebros de países como España.

This entry was posted in Aspectos económicos, Curiosidades, Más curiosidades, Tecnologías and tagged , , . Bookmark the permalink.