Barrera de Maeslant: Primer dique móvil del mundo

La barrera de Maeslant, construida en 1997, fue la última construcción del Plan Delta, encargado de proteger a los Países Bajos del mar después de la gran tormenta de 1953. Maeslantkering destaca por ser la primera presa móvil del mundo.

La barrera de Maeslant debía ser desallorada bajo un plan diferente al resto de diques, pues además de proteger a Rotterdam de las posibles envestidas del mar, debía permitir el acceso de los barcos al puerto de dicha ciudad. Después de 4 años de planeamiento se comenzarían las obras. La construcción constaría de dos compuertas, a la entrada del puerto, que en caso de emergencia, cierran el canal al mar. Se comenzó construyendo los diques secos, a ambos lados del canal, lugar donde se guardarían las compuertas. Cada una de las bisagras pesa 52 toneladas.

Las compuertas son estructuras flotantes formadas por cámaras que, en caso de tormenta, se inundan produciendo el hundimiento del muro, formando así una barrera sobre el mar. Una vez pasada la tormenta, se debe extraer el agua entrada en las cámaras. La longitud de cada compuerta es casi tan grande como la torre Eiffel, y dos veces más pesada. La longitud de ambas compuertas suma aproximadamente 600 metros.

 

Exceptuando pruebas, la barrera fue cerrada por primera vez el 9 de noviembre del 2007, como consecuencia del avance de la tormenta “Tilo”, que levantó olas de hasta 3 metros de altura, provocando evacuaciones en Gran Bretaña y Holanda. Para cerrarla se tardó unas 2 horas.
Barrera de Maeslant: Primer dique móvil del mundo 15/03
La barrera de Maeslant, primera presa móvil del mundo, fue la última construcción del Plan Delta, encargado de proteger a los Países Bajos del mar después de la gran tormenta de 1953.
presa, móvil, holanda, Paises Bajos, ingeniería

Cómo vivir bajo el nivel del mar: Plan Delta
paises-bajos-plan-delta-holanda
Países Bajos recibe su nombre debido a que aproximadamente el 25% de su territorio se encuentra por debajo del nivel del mar. La ciudad de Nieuwerker aan den IJssel es el punto más bajo de Holanda, con 6,74 metros bajo el nivel del mar. ¿Cómo es que no se inunda? Entre otras cosas, gracias al Plan Delta.

En Nederland, tierras (land) bajas (neder), llevan siglos luchando contra el mar. Una lucha contra la naturaleza de este calibre requiere del desarrollo de técnicas y construcciones de lo más ingeniosas. En un principio, eran los propios campesinos los que se protegían del mar con molinos o diques. Parecía que el ingenio de los neerlandeses sería suficiente para contrarrestar la depresión, pero no fue así. El 1 de febrero de 1953, un gran tormenta de 20 horas destrozó cientos de diques, y el mar del norte, que alcanzó 4.20 metros por encima de su nivel normal, devastó gran cantidad de pueblos costeros. Se inundó un 8% del país, y murieron 1.838 personas.

Este fue el motivo por el que se creó el Plan Delta, que se encargaría de asegurar una correcta protección frente al mar. Fue creado 20 días después de la gran inundación, y es uno de los proyectos de gestión de agua más grande del mundo (costó 5.000 millones de euros). La protección se debía llevar a cabo sin cerrar las vías marítimas de mayor importancia económica en los puertos de Rotterdam y Amberes.

Este proyecto se encargó de la construcción de nuevas presas y barreras, y de la elevación y refuerzo de algunas ya existentes. Su desarrollo duró 30 años, desde que se comenzó con la primera barrera, en 1958 (Stormvloedkering Hollandse IJssel) hasta la última, en 1997 (Maeslantkering), formando un total de 14 barreras, representadas en rojo en la foto anterior.

El Plan Delta, redujo la extensión total de diques por 700 kilómetros, y además, introdujo mejoras en el abastecimiento de agua dulce para la agricultura, la movilidad y la comunicación entre las regiones holandesas, y fue positivo para el transporte marítimo nacional. Entre estas construcciones, destacan Oosterscheldekeringdam y Maeslantkering.

Oosterscheldekeringdam fue construida en 1986. Al inicio se había planeado cerrarla completamente al mar, pero esto destruiría gran parte del medio ambiente de agua salada único de esta zona, afectando a la población piscícola, por lo tanto, decidieron recurrir a una idea alternativa: Se colocarían esclusas que solamente cerrarían el paso del mar en condiciones extremas. Se colocaron 62 aperturas de 40 metros de anchura cada una, para permitir el paso de la mayor cantidad de agua salada posible.

Maeslantkering, del que se profundizará en un futuro artículo, fue la última construcción del Plan Delta, en 1997, ubicada en el puerto de Rotterdam. En este caso, tenía que asegurar la protección sin cortar el tráfico marítimo del puerto de la ciudad. Su planeamiento duró 4 años, dando lugar al primer dique móvil del mundo.

La lucha de los Países bajos con el mar se hace cada día más intensa: en el último siglo el nivel del mar en esta zona aumentó 17 centímetros, y se prevé que este siglo lo haga 59 cm más.

 

Fuentes: Holandalatina y Deltawerken

 

This entry was posted in Civil, Curiosidades, Maravillas de la Ingeniería, Sin categoría, Tecnologías and tagged , . Bookmark the permalink.