BionicOpter: el drone libélula

La tecnología avanza a un ritmo frenético, últimamente los drones se han convertido en una interesante aplicación. Tanto que la compañía alemana Festo, líder en tecnología e ingeniería para la automatización, ha creado este modelo robótico: el BionicOpter, que ha sido diseñado en el seno de la Bionic Learning Network entidad que reúne en Festo a diversas compañías de desarrollo, para producir soluciones tecnológicas a través de la biótica.
El BionicOpter es un vehículo aéreo no tripulado que tiene forma de libélula, destinado a imitar los movimientos de ésta, aunque es más grande que una de verdad. Para coordinar cada movimiento y mantener la estabilidad en el vuelo necesita tres tipos diferentes de sensores (posición, inercia y aceleración).
El BionicOpter tiene cuatros alas construidas con un esqueleto de fibra de carbono y están recubiertas de poliéster. Las alas llegan a batirse hasta 20 veces por segundo. En el cuerpo encontramos plástico ABS, fibra y aluminio. En su conjunto se busca el equilibrio entre peso y la resistencia. La libélula pesa solamente 175 gramos, a pesar de sus 70 cm de envergadura y 50 cm de longitud. La fuente de energía está basada en dos baterías de litio de 7,6 voltios, y un receptor inalámbrico permite controlar el vuelo a través de un Smartphone.  
El dispositivo puede volar en todas las direcciones, mantener el vuelo suspendido y planear e incluso realizar un vuelo sin motor. Siendo el primero que puede simular la función de un avión, helicóptero y planeador, todo en uno.
La firma robótica alemana es conocida por la creación de dispositivos como el SmarBird o el AquaPenguin.

 

http://www.youtube.com/watch?v=TLN8b6LT3r8

This entry was posted in Cómo funciona, Maravillas de la Ingeniería, Robótica, Tecnologías. Bookmark the permalink.