El “Arca de Noé” actual de especies vegetales

¿Existe alguna manera de asegurar la biodiversidad de especies vegetales en caso de catástrofes naturales, desastres nucleares, extinciones, etc.? La respuesta es que sí. La Bóveda Global de Semillas de Svalbard, un archipiélago noruego en el ártico, es el almacén de semillas más grande del mundo, en el que se salvaguarda la biodiversidad de las especies de cultivo que sirven como alimento.

Este almacén fue inaugurado en febrero de 2008, con 100 millones de semillas procedentes de unos 100 países de todo el mundo. La capacidad es de 2000 millones de semillas, que solo serán extraídas en caso de agotamiento o destrucción. Mientras tanto serán conservadas a -18ºC en cajas de aluminio herméticamente cerradas, lo que garantiza una baja actividad metabólica y un perfecto estado de conservación durante siglos.

La bóveda, almacén o banco se encuentra perforada en una montaña de piedra arenisca a unos 130 metros de profundidad en la isla de Spitsbergen. Es impermeable a la actividad volcánica, los terremotos, la radiación y la crecida del nivel del mar. Incluso en caso de fallo eléctrico, el permafrost (capa de hielo permanente congelada, característica de zonas polares y de tundra) del exterior actuaría como refrigerante natural manteniendo la temperatura bajo cero. Se trata de un almacén perfecto, diseñado para soportar las condiciones más rigurosas.

Como financiación, la construcción de la bóveda, que costó unos 9 millones de dólares, fue pagada enteramente por Noruega. Los costes de operación, por otro lado, están repartidos entre estados, y diversas fundaciones y empresas privadas.

This entry was posted in Curiosidades, Maravillas de la Ingeniería and tagged , . Bookmark the permalink.