Cómo cargar tu smartphone mediante energía renovable. Cargadores portátiles

El mayor problema de los teléfonos móviles inteligentes -smartphones- que encontramos en la actualidad es la poca duración de sus baterías. En algunos casos, ni siquiera aguantan el tiempo que el usuario lo necesita durante un día. Este hecho ha producido que algunas empresas tecnológicas se estén dedicando a tratar de prolongar la vida de éstas, o de facilitar medios alternativos – algunos a través de energías renovables- para poder cargarla en cualquier lugar.

La idea más interesante viene desde Francia, donde la compañía Wysips presentó en CTIA 2011 una especie de protector de pantalla que carga el teléfono móvil o tablet al que se aplique si éste se encuentra expuesto a la luz del sol o una luz ambiental. Según asegura la empresa desarrolladora, seis horas de sol son suficientes para realizar la carga completa de un teléfono móvil.

Según comentaban en el gran congreso anual de la telefonía móvil que tuvo lugar el pasado febrero en Barcelona, siempre que el móvil no se lleve permanentemente en el bolsillo, se obtendrá un 20% más de autonomía, y también permite, tras unos minutos bajo una luz, volver a encender un teléfono que se había quedado sin batería. Para el que ya esté pensando en comprarlo, este producto saldrá a la venta dentro de aproximadamente unos 6 meses.

Otra opción para cargar nuestro móvil en cualquier lugar y momento es PowerTrekk, de la empresa myFC. Este producto no sólo sirve para cargar móviles o tablets, sino también cámaras, reproductores mp3 o dispositivos GPS. La generación de energía se produce a partir de una reacción química para producir gas hidrógeno, del que se podrá obtener electricidad a partir de una membrana de intercambio de protones. Su funcionamiento es bien sencillo: se coloca en el PowerTrekk un paquete de combustible -llamado PowerPukk- y se echa agua, encargada de dar lugar a la reacción química que producirá la energía equivalente a 10 horas de batería.

Este dispositivo se vende por 229 dólares, y habría que comprar aparte los paquetes de combustible -PowerPukk- por 4 dólares cada uno.

Además, también existe lo que nosotros hemos denominado “miniplacas solares portátiles”, que son pequeños dispositivos que incluyen células fotovoltaicas, capaces de producir energía para cargar pequeños aparatos tales como los mencionados anteriormente. Principalmente, nos han llamado la atención dos modelos:

Este cargador, todavía en fase de desarrollo, diseñado por Kyuho Song y Boa Oh que se adhiere a la ventana mediante una ventosa. Se trata de una batería que debemos cargar antes de proporcionar energía a otros aparatos, tardando en cargarse entre 5 y 8 horas, y llegando a proporcionar 10 horas de electricidad cuando está cargada completamente.

Otro sistema muy parecido al anterior es este otro:

Sus funciones son las mismas que la del anterior, y sus características técnicas son:

·Panel solar: 5-5.5V/110mA/0.66W
·Micro usb de entrada: 5V/1A
·Puede estar cargada completamente bajo luz del sol con 10-15 horas.

This entry was posted in Cómo funciona, Energías, Renovables, Tecnologías. Bookmark the permalink.