Edificios que causan enfermedades: El síndrome del edificio nuevo.

¿Conoces la Lipoatrofia semicircular?, Se trata de una enfermedad poco frecuente, que consiste en la atrofia de una zona semicircular del tejido fino graso subcutáneo. En otras palabras, que aparecen una especie de marcas horizontales en los muslos como se muestra a continuación:

Aunque se trata de una enfermedad reversible, tiene consecuencias estéticas, y además puede tener otros efectos como calambres, sensación de pesadez, etc.

Después de hacer un estudio con más de 900 personas afectadas, se llegaron a las siguientes conclusiones:

  • La zona lipoatrofica se localizó principalmente en el lado anterolateral del muslo, a 72 centímetros sobre el suelo.
  • 72 centímetros era también la altura estándar de sus muebles de oficinas.
  • Las lesiones eran uni o bilaterales y entre 5 y 20 centímetros de largo, cerca de 2 centímetros de ancho y 1 a 5 milímetros de profundidad.
  • Algunos pacientes mencionaron una sensación de pesadez en extremidades inferiores, y otros experimentaron un alto grado de fatiga.
  • Las lesiones podrían desaparecer espontáneamente después de varios meses, pero la curación solamente tenía lugar cuando los/as trabajadores/as se trasladaban otro edificio, estaban ausentes del trabajo durante mucho tiempo o estaban de baja maternal. Sin embargo, la Lipoatrofia (LS) se volvía a producir cuando regresaban al puesto de trabajo.
  • El LS parece ser reversible, en los 95% de los empleados que se jubilaban desaparecía totalmente.
  • El 84% de los casos de LS ocurrieron en mujeres (en el Edificio de Gas Natural era un porcentaje similar, alrededor del 90%).
  • En los edificios estudiados, más el de 30% de los empleados fueron afectados.

 

Sabiendo esto,¿ cómo pueden afectar los edificios a la Lipoatrofia Semicircular?.

Se ha comprobado que el origen de estas marcas está relacionado tanto con campos electromagnéticos como con fuerzas electrostáticas. A continuación explicaremos de qué manera:

EL Flemish Institut for Technical Research ha estado trabajando con la hipótesis de que la Lipoatrofia Semecircular se relaciona directamente con los campos eléctricos. Esto es debido a que los cables de los conductores cercanos a las mesas, como cables de ordenadores, luces, etc, producen un pequeño campo electromagnético, que es transmitido a las mesas de trabajo, que al no estar conectada a tierra, adquiere cierta carga eléctrica. Dichas mesas, producen pequeñas descargas eléctricas, de carácter imperceptible sobre las personas, produciéndose en las partes más cercanas a las mesas (que en este caso son los muslos y antebrazos).

Otra hipótesis es que las mesas se cargan electrostáticamente, de tal forma en un determinado momento, cuando entran en contacto con el cuerpo humano, se produce una descarga sobre ellos, lo que da origen a la Lipoatrofia Semicircular. Se ha comprobado que ambientes secos propician este tipo de descargas, por lo que muchos casos se dan en edificios con muy baja humedad relativa.

Como es lógico pensar, este fenómeno se puede solventar con tomas de tierra en los puestos de trabajo, variando las condiciones de climatización, de tal forma que aumente la humedad relativa en el edificio.

Algunos casos de edificios donde se han detectado síntomas de Lipoatrofia Semicircular, son los edificios de Gas Natural, La Caixa, y Agbar).

This entry was posted in Civil, Curiosidades, Más curiosidades, Tecnologías and tagged . Bookmark the permalink.