Ingeniería inversa

Desde hace muchos años,se han ido desarrollando nuevos inventos, que en teoría, nos permiten hacernos la vida más cómoda, pero la pregunta es ¿ A qué precio?.Muchas veces, por cuestiones de marketing, nos crean una necesidad que no teníamos, pero que al final nos hace ser dependientes de ese nuevo producto.


Con esto no quiero hablar de las tecnologías de última generación, sino quiero ir un pasito más atrás. Por ejemplo, ¿necesitamos un exprimidor de naranjas eléctrico?, es cierto que es más cómodo y que nos ahorraremos probablemente 5 minutos de nuestra preciada vida. Pero, hoy en día, y en un futuro en el que el coste del kWh subirá de forma irreversible, ¿será realmente necesario?.

Para mí el claro ejemplo, es el uso de la secadora, algo que mucha gente considera indispensable, pero que en muchos casos no tiene por qué serlo ( mi caso es uno de ellos, ya que dispongo de sol prácticamente todo el año). Para que nos hagamos una idea, poner una o dos secadoras el fin de semana, nos saldría en torno a 3 euros (todo depende de la secadora que sea, por supuesto), además de lo que has pagado por comprarla, sin embargo, comprándote un tendedero, tal y como se hacía antes, con 10 euros puedes secar todas las veces que quieras tu ropa durante muchos años.

De hecho ya hay empresas que se han dado cuenta de este tipo de cosas, y lo llaman ingeniería inversa. Estas empresas se dedican a crear muchos aparatos “nuevos”, que no requieren de corriente eléctrica, o se pueden reparar fácilmente, etc. , y los venden a países en vías de desarrollo, donde no siempre disponen de los recursos que a día de hoy disponemos nosotros.

En definitiva, el mundo que hemos desarrollado no es sostenible, y hay que buscar no una sino muchas soluciones, por una parte, ya hay gente pensando cómo producir energía empleando recursos infinitos (viento, sol, etc..), pero por ahora con eso sólo no nos basta, así que hay otro grupo de personas pensando cómo gastar menos energía (eficiencia energética en edificios, electrodomésticos, etc. ) , pero finalmente somos los usuarios los que debemos estar concienciados, y depender menos de recursos energéticos. ¿quién no ha utilizado el coche por no caminar 10 minutos?.

This entry was posted in Mecánica, Tecnologías and tagged , , , . Bookmark the permalink.