Un invento barato y efectivo: El turbulador

Hace aproximadamente una semana, hemos publicado en NoSoloIngeniería, un artículo sobre los hoyuelos de las pelotas de golf, en él explicamos que lo que hacen es generar pequeños remolinos (conocido en ingeniería como flujo turbulento), y consiguen que el aire no se separe de la superficie.

Después de este artículo hemos recibido algunas preguntas de los lectores, sobre si era viable aplicar dicha técnica a otros elementos como coches, aviones, etc. Nuestra respuesta es que el concepto se aplica, pero de una manera ligeramente diferente, ya que no se hacen hoyuelos, sino pequeños salientes que producen un efecto parecido. Estos elementos se llaman turbuladores, también conocidos como generadores de vórtices.

En este primer esquema podemos ver una superficie, que podría ser un ala, la carrocería de un coche, etc. por donde pasa el aire, y vemos que donde el perfil varía ligeramente se produce una “burbuja”, por donde no hay flujo de aire continuo ,(Conocido técnicamente “separación de capa límite”)

Para solucionar este problema se pueden hacer varias cosas, como intentar hacer la superficie más contínua, es decir, que no tenga desniveles bruscos, por ejemplo. Pero si no queremos modificar la geometría sobre la que estamos trabajando, podemos añadirle turbuladores.

Como vemos, ahora la burbuja a desaparecido, el aire que pasa es el mismo, y la superficie es la misma, por lo que hemos resuelto el problema de una forma sencilla, rápida y económica.

Por ejemplo, como se ve en la foto de cabecera de artículo,y en la que mostramos a continuación, los turbuladores se emplean en aviación, incluso militar:

Este concepto también se utiliza mucho en aviones de modelismo, ya que la velocidad de los modelos es baja, y tienen problemas para que el aire se mantenga pegado a las alas. Por lo que le pegan unas cintas con espesor como las que se ven a continuación:

 

En coches también se emplea, por ejemplo para que el aire no se despegue en la zona de cristal trasero, y en fórmula uno, en muchos otros sitios, que difícilmente mostrarán los equipos , de hecho en mi opinión, en nuevo Ferrari aplica este concepto en la zona de salida del tubo de escape, ya que usa unas superficies rugosas.

En la siguiente foto, se pueden apreciar claramente los turbuladores junto a la antena de radio, a lo largo de una línea justo antes de empezar la luna trasera.

This entry was posted in Mecánica, Sin categoría, Tecnologías and tagged . Bookmark the permalink.