Kirobo: el robonauta japonés

La conquista del espacio y la lucha por descubrir que nos rodea tiene en estos tiempos unos nuevos aliados, ya sea un vehículo explorador, como el Curiosity que pretende descubrir los misterios de Marte o el robot Kirobo que también, desempeñará una función en la Estación Espacial Internacional (ISS). 

El objetivo de este experimento es el lanzamiento al espacio de este robot, para conseguir la futura convivencia de robonautas y humanos. Su capacidad de hablar hará que se use día a día para ayudar a los astronautas que trabajen en el espacio, teniendo la capacidad de aprendizaje mediante la conversación. Kirobo es muy pequeño, dado que no realizará actividades físicas, mide 34 centímetros y pesa 1 kilo.
Será disparado desde el Centro Espacial Tanegashima el 4 de agosto de este año a bordo de la nave espacial de carga Kounotori-4, y viajará a la ISS. Lo que supondrá el primer viaje de un androide a la estación. En esta se encontrará con el astronauta japonés Koichi Wakata. Kirobo podrá reconocer la cara de su compatriota astronauta cuando este llegué a finales de año. Aparte de su función de entretenimiento, enviará mensajes desde la sala de control y junto a su gemelo Mirata en la Tierra, comprobará que todo funciona según lo esperado.

Este experimento es una colaboración entre la firma de publicidad y relaciones Públicas Dentsu Inc., el Centro de Investigación para el Avance de la Ciencia y la Tecnología, la Universidad de Tokio, Robo Garage y Toyota Motor Corp, con la asistencia de la agencia japonesa de exploración aeroespacial (JAXA). Enmarcado dentro del proyecto Kibo Robot. RCAST y Robo Garage han desarrollado los componentes del robot y la generación del movimiento, Toyota se ha encargado de la función de reconocimiento de voz, y por su parte Dentsy se ha ocupado de crear el contenido de la conversación y de gestionar el proyecto.

El regente general del proyecto, Fuminori Kataoka afirma que quiere crear un futuro en el que la convivencia entre robots y humanos sea posible. Pretende desarrollar en los próximos años robots mucho más pequeños que incluso caberán en un bolsillo.

This entry was posted in Diseño, Maravillas de la Ingeniería, Robótica, Tecnologías. Bookmark the permalink.