Proyecto Moisés: la salvación de Venecia

Venecia lucha desde hace años contra la inundación de la ciudad que sepultaría un lugar único en el mundo por su patrimonio cultural y su enorme encanto. En1966 los venecianos vivieron con temor una gran inundación cuando el casco viejo de la ciudad quedó anegado 2 metros sobre el nivel de la ciudad, desde entonces estas se producen cada pocos años. Venecia se hundió el siglo pasado 23 centímetros y está previsto que se hunda 8 centímetros en los próximos veinte años, los pilares de madera de la ciudad, las mareas altas del mar Adriático y el cambio climático contribuyen a ello, por eso en el año 2004 surge el proyecto Moisés una de las mayores obras de ingeniería de nuestro tiempo que pretende evitar estas inundaciones.

Venecia se encuentra en el interior de una laguna, teniendo 4 kilómetros de tierra firme y 2 que dan a mar abierto, la ciudad está sobre 118 pequeñas islas separadas por 160 canales y unidas por más de 400 puentes. El proyecto Moisés o MOSE (Modulo Sperimentale Elettromeccanico) se empezó a construir en el año 2004, cuando las autoridades venecianas se dieron cuenta de que la situación de la ciudad solo podía empeorar.10818802_10204160679950645_764718264_n

MOSE consta de 78 diques móviles, de casi 300 toneladas cada uno, son cajones de hormigón de 60 m de longitud, y con un ancho que puede variar de 35 a 47 m, y una altura del orden de 10 m, hundidos a profundidades que varían entre 15 y 20 m. Este sistema entraría en funcionamiento cuando el agua alcance los 1,10 metros sobre el nivel del mar. Durante las mareas bajas las compuertas permanecen abiertas en el fondo del mar, permitiendo el movimiento natural del agua, entre la laguna y el mar, cuando se tenga la previsión de que la marea subirá a más del 1.10 metros sobre el nivel del mar, se inyecta aire en las compuertas, el aire expulsa el agua que había en el interior y al ser más livianas se levantan, colocándose con una inclinación de 45 grados, bloqueando de esta forma la entrada de agua proveniente desde el mar Adriático a la laguna. Este sistema puede cubrir un desnivel de hasta 2 metros entre el mar y la laguna. Al terminar la marea, las compuertas se llenan nuevamente de agua lo que las hace descender hasta apoyarse en el fondo del mar.

Las obras de construcción todavía no están finalizadas, y se prevé que estén concluidas en el año 2017, suponiendo un coste de 5 mil millones de euros y se estima que proteja Venecia 100 años. En el año 2013 por primera vez desde el comienzo de las obras se realizó una prueba que concluyó con éxito, Hermes Redi, el responsable del proyecto Moisés, ha declarado que “ya no habrá más inundaciones. Con este sistema, las mareas dejarán de destruir la ciudad”.10833816_10204160681710689_1519617732_n

Cabe destacar que esta construcción ha generado bastante polémica, los ecologistas mantienen que el sistema podría destruir la biodiversidad de la zona y que no es infalible ni a un corto ni a largo plazo, también, algunos técnicos lo ponen en duda debido a que los canales durante ese tiempo de marea alta unas 5 horas de media en  las que las compuertas estén cerradas, los canales  podrían convertirse en una ciénaga. Toda esta polémica se ha unido a la de junio de este año, cuando el ya exalcalde de Venecia que tuvo que dimitir, y otras 34 personas fueron arrestados por una presunta malversación de fondos públicos desviando unos 20 millones de euros del proyecto Moisés a sus arcas privadas.

This entry was posted in Civil, Cómo funciona, Diseño, Maravillas de la Ingeniería, Para qué sirve. Bookmark the permalink.