Puerto de Granadilla: crónica de una construcción

Obras actuales del puerto de Granadilla. Fotografía propia.     

Laura R. Mesa, Almudena Gzlez/San Cristóbal de La Laguna 

La construcción del puerto de Granadilla sigue siendo controvertida. En mayo de este año la Fiscalía de Medio Ambiente ha admitido a trámite una denuncia del año 2011, presentada por la Asociación Tinerfeña de Amigos de la Naturaleza (ATAN), Greenpeace, Ben Magec y EcoOcéanos, contra el entonces consejero de Medio Ambiente, Cándido Padrón, por el traslado ilegal de una especie amenazada protegida por ley, la Pimelia canariensis: un escarabajo endémico de Tenerife y por la destrucción de su hábitat con el inicio de las obras.
A finales de 2012, se paraliza la extracción de áridos de las canteras de Chimiche, en Arico, por exceder las licencias municipales que les habían sido otorgadas, así lo ha indicado el director general de Industria, Juan Antonio León. Por ello, la Dirección General de Industria del Gobierno de Canarias ordena detener las obras, tras un recurso interpuesto por ATAN.

Actualmente hay varios contenciosos interpuestos, uno de ellos contra la aprobación del proyecto, puesto que este no se ha aprobado nunca por el ministerio de Fomento, la Autoridad Portuaria es la que le dio el visto bueno, y también hay un contencioso interpuesto por la Declaración de Impacto Ambiental, también aprobada por la Autoridad Portuaria. Julián Cruz miembro de ATAN nos apostilla que hubo una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias en la que rechazaba el recurso, alegando una serie de motivos que ellos han impugnado y están pendientes de sentencia.

Miles de personas se han concentrado en diversas ocasiones contra este proyecto. En 2008 se presenta en el Registro del Parlamento de Canarias la mayor Iniciativa Legislativa Popular de Canarias con más de 56.000 firmas, contra el megapuerto en el sur de la Isla, que el parlamento canario nunca tuvo en cuenta.

¿Por qué se construye?

La idea de erigir un puerto industrial en el litoral de Granadilla se remonta a los años 70. Es declarado de interés general en la Ley/27/1992 de Puertos del Estado y de la Marina Mercante. Se considera su construcción de interés público por imperiosas razones sociales y económicas. En el año 2003 el proyecto tiene una declaración de impacto ambiental favorable, esta, fue objeto en 2006 de Dictamen de la Comisión Europea y la considera viable e impone medidas compensatoria por daños a espacios de la red Natura 2000. Las obras del puerto se inician en julio del año 2011.

Cajones para la construcción del dique. Fotografía propia.

Uno de los motivos claves que han esgrimido los defensores del puerto de Granadilla para su construcción, es el agotamiento del puerto de Santa Cruz de Tenerife. El ex presidente de la autoridad portuaria de Tenerife, Anatael Meneses desmiente esto,  según él, el puerto capitalino no está agotado, cree que está abandonado para justificar Granadilla, mal gestionado y cuyo volumen de tráfico ha descendido notoriamente en los últimos años. Este puerto se ha ampliado cofinanciado con fondos europeos, construyéndose una nueva terminal de contenedores, la dársena del Este de reciente apertura. Meneses afirma que también se podría construir en Santa Cruz una dársena del Norte que permitiría tener una línea de atraque de 2.800 metros.

El sociólogo Francisco Déniz, que forma parte del partido Alternativa Sí se puede, sostiene que  uno de los problemas que tiene el puerto de Santa Cruz, es que no se hacen buenas ofertas desde la Autoridad Portuaria, pues lo que le ofrecen a los barcos por atracar y cargar agua es muy caro. Lo que lleva a que los capitanes decidan marcharse a Las Palmas, donde es más barato.

Otra causa de peso para su construcción es la instalación de una regasificadora, que serviría para descargar gas natural. El gas natural está recomendado en industrias de alta temperatura o en centros urbanos que tengan descensos de la misma. La ventaja que tiene es que se produce menos CO­2, pero genera más metano que contribuye al calentamiento global del planeta. Este combustible fósil es muy contaminante y tiene una vida muy limitada. El alcalde de Granadilla, Jaime González Cejas, sostiene que con la regasificadora se producirá un ahorro del 30% del consumo energético y que se podrán cumplir de esta forma, los acuerdos del protocolo de Kioto.

Detalle de los cajones. Fotografía propia.

Contraindicaciones del puerto

Un informe pericial de vientos elaborado en 2009 por el Colegio de Oficiales de la Marina Mercante, pone de manifiesto que el 58% de los días del año en el puerto no se podrían realizar operaciones con buques metaleros, y portacontenedores con condiciones de seguridad. La administración estatal ha respondido por su parte que un 99,8% del año será operativo. Mientras el alcalde del municipio, el socialista Jaime González Cejas afirma que “en las costas de Granadilla, hay una ligera brisa que algunas personas interesadas llaman viento”.

El geógrafo Alberto Sabater declara que Santa Cruz es una bahía espléndida dado que tiene unas características excepcionales que se explican por la forma de la Isla. Los vientos alisios soplan con una corriente del Noreste, el 80% de los días del año, afectan a la fachada Norte de Tenerife y la vertiente suroeste es la zona más aislada del viento, quedando así una pequeña zona abrigada por la punta de Anaga y ya, luego, cambia de trayectoria a la altura de Candelaria. Explica que un puerto  en la ubicación que plantean sería poco operativo, debido a que hay momentos del año en los que no se puede operar, y otros en los que sí, es posible la carga y descarga, pero por la velocidad del viento sería lento, así que no sería competitivo. Además de que en África hay megapuertos de portacontenedores como el de Tánger, así que no habría un gran negocio.

Uno de los factores fundamentales en contra de la construcción de este macroproyecto, son los peligros que puede acarrear al medio ambiente. El dique del puerto detiene el flujo normal de arena, al verse detenidas las corrientes marinas, esta detención implica la acumulación de arena en el lado exterior del dique, lo que supondrá menor volumen en las costas. Según Greenpeace se perderá todo un litoral de diecisiete playas, como la playa de El Médano u la playa del Bocinegro.

Detalle de las obras. Fotografía propia.

Otra de los motivos de la desaprobación de este proyecto es la destrucción de la Cymodocea nodosa, el sebadal de la zona, uno de los mejores conservados de Canarias, y el mejor preservado de Tenerife. Los que se encuentran debajo del puerto morirán según las propias palabras de Antonio Machado, director del Observatorio Ambiental de Granadilla. Los sebadales necesitan luz para hacer la fotosíntesis, por ello si el ritmo de las mareas se detiene quedarán sepultados por la arena, muriendo todos. Los sebadales tienen una función clave, dado que allí los peces desovan  y se crían los pescados,  teniendo un gran valor para la conservación de los ecosistemas. Machado considera que no se perderá ningún litoral de los alrededores de la zona granadillera, porque lo que harán las playas será adaptarse, bascular, es decir, cambiarán de posición.

Encinoso apostilla que las especies marinas también se verán dañadas por la contaminación que sufrirán las costas, como la tortuga boba. Todo lo contrario sostiene Antonio Machado, según su criterio las especies no se verán perjudicadas, sino que se verán beneficiadas, porque al haber más  sedimento en el suelo, habrá especies que lo querrán comer. Por lo que afirma que la familia marina crecerá. Además surgirán otras especies, por los barcos que atracarán, las llamadas especies invasoras. En cuanto a la contaminación de los barcos, considera que no es para alarmarse tanto, pues si hubiera derrames, eso será limpiado. Eso sí, reconoce que las pinturas de los barcos son una causa importante de deterioro ambiental.

Irregularidades

La aprobación por ley del Catálogo Canario de Especies Protegidas en el año 2010 trajo consigo una gran polémica, debido a que era el último impedimento para la construcción del puerto de Granadilla, desprotegía al sebadal y a muchas de las especies de flora y fauna. La tramitación de esta ley se hizo a partir de una propuesta de un partido político, Coalición Canaria en vez del cauce habitual y no como decreto-ley por acción directa del gobierno de Canarias, que es lo que hacen el resto de comunidades autónomas. Al intentar contactar con este partido político nos remiten a la Autoridad Portuaria ya que según sus propias palabras ellos no tienen nada que ver.

Montaña Roja. Posible zona afectada (El Médano). Fotografía propia.

Por otra parte Yasmina Encinoso manifiesta que la tramitación de ley se hace así porque querían saltarse a la viceconsejería de Medio Ambiente, puesto que los técnicos no iban a permitir la eliminación de la protección y así, tampoco tenían que someterla a consideración pública.

El catálogo consta de las siguientes categorías, especies en peligro de extinción, especies de interés para los ecosistemas canarios, y por último especies no amenazadas, que solamente se protegen en lugares de la Red Natura 2000 y en la red de espacios protegidos, si esa especie sale fuera de esa red está desprotegida, además de que también se puede descatalogar por interés público. Coalición Canaria y el Partido Popular votaron a favor, y el PSOE en contra. Por su parte el ministerio de Medio Ambiente hizo un informe en el que la ley era ilegal y planteaban llevarla al Tribunal Constitucional, pero en 2010 se aprueban los presupuestos generales del estado por el Partido Socialista y Coalición Canaria da su apoyo a los mismos, pero para Encinoso su aprobación estaba condicionada a que no realizarán ninguna acción en contra del puerto. El Tribunal Supremo había paralizado la desprotección al sebadal, pero estos ya no están protegidos.
La viceconsejera de medioambiente dijo que a finales de 2013 va a haber un nuevo Catálogo de Especies Protegidas en Canarias, pero esta promesa ya la hizo antes de las elecciones y no la ha cumplido. Se han marcado unos plazos para revisar el catálogo, contando con ecologistas y científicos y por ahora se están cumpliendo.
Por su parte los ciudadanos del municipio de Granadilla tienen opiniones contrarias a esta construcción, comentan que las personas que están a favor del puerto aluden a la creación de empleo. Un ciudadano de El Médano afirma que “si los políticos tienen un poco de vergüenza, traerá riqueza para el pueblo”. De hecho, parte de la población lo ve como una salvación para la zona. Las personas que están en contra aluden a motivos medioambientales. Un ciudadano de Granadilla de Abona sostiene que “lo de los trabajos es mentira, solo hay cuatro ricos que se van a beneficiar y que mientras tanto, destruyen la Isla”.

El sociólogo Francisco Déniz piensa que el pueblo canario tiene una tasa de analfabetismo importante por lo cual es más fácil disuadirlos, dado que tienen poca capacidad para entender a los políticos. Mientras Jaime Cejas, se siente muy respaldado por el conjunto de habitantes del lugar. Dice que ha ganado por mayoría absoluta y lo primero en su programa ha sido el puerto. Apunta que hace dos años se hizo el último sondeo, en el que más del 78% de la población era favorable a la construcción.

Una de las especies que podría verse afectada. Fotografía propia.

Empleo e intereses

Según el estudio de Seguridad y Salud para la construcción del Dique de Abrigo del Puerto de Granadilla, documento imprescindible para la tramitación de cualquier proyecto. Esta construcción daría 45 puestos de trabajo como máximo en los 48 meses que duren los trabajos y no estarían contratados todo el tiempo. Por lo tanto los datos que precisó el presidente de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, Zaragoza, que no quiso respondernos para elaborar este reportaje, afirma que la construcción supondría la creación de unos 500 puestos que por ahora no se ha  ajustado a la realidad. Actualmente se ha aprobado un convenio entre el Servicio Canario de empleo, el Ayuntamiento de Granadilla y la Autoridad Portuaria, que desarrollará un plan de formación que permita contratar a personal cualificado, calculándose la contratación de unas 300 personas con previa formación, facilitando el acceso a los puestos de trabajo a los vecinos de Granadilla de Abona.

Francisco Déniz sostiene la teoría de que el proyecto comienza con la idea de recalificación de los terrenos aledaños al puerto, de Manuel Hermoso, Adán Martín, Pedro Tavío, compraron suelo barato, porque sabían que lo iban a recalificar, al adquirir valor con el puerto. El desglose de datos catastrales revela que las personas que tienen más vinculación al puerto a través de la propiedad del suelo son Francisco Guimerá Castillo con seis fincas de 668.225 metros cuadrados. Luego figura Alonso Rodríguez de Azero Salazar con tres fincas de 190.290 metros cuadrados en total. Le sigue en metros cuadrados José Ramón Rivera Peraza con 127.159 metros cuadrados, María Eugenia Plasencia Romero con dos fincas de 123.523 metros cuadrados y a nombre de SAT Las Aulagas constan dos fincas de 123.476 metros cuadrados. Entre los propietarios destaca la hija de Antonio Plasencia y Fernando Rodríguez de Azero. Este último es presidente de la Confederación de Empresarios de Santa Cruz de Tenerife (CEOE) Rodríguez Azero y Antonio Plasencia son los más vinculados a este proyecto o bien por la compra de suelo alrededor de la infraestructura o por ser accionistas en la sociedad que promueve la planta de gas. Cabe destacar que las empresas adjudicatarias de este proyecto son FCC Construcción S.A, Sato y la promotora Punta Larga S.A.

Empresas adjudicatarias del proyecto. Fotografía propia.

Financiación 

La financiación del puerto industrial no se sabe a ciencia cierta, si cuenta con financiación europea o y si en un futuro se espera esta ayuda. Anatael Meneses afirma que “el puerto de Granadilla no tiene financiación real para acabarse, no tiene asignación de un solo euro de Europa, y en mi opinión no la va a recibir”, Actualmente el puerto se está financiando porque la Autoridad Portuaria pidió un crédito a entidades locales, un crédito llamado DIL, solicitando 130 millones de euros, con la intención que le dieran el préstamo para empezar el puerto y una vez dado el dinero Europa devolverlo. Si no llegara el dinero esto podría suponer que la Autoridad Portuaria entre en quiebra o que en quince o veinte años no vaya a tener fondos. Por su parte Jaime González Cejas desmiente esta información y afirma que “los puertos se financian primero por la Comunidad Económica Europea que puso dinero, a través de los fondos que le dan a España y en los presupuestos generales del estado han dado 31 millones de euros para la construcción”.

Por temas referentes a la financiación surge el movimiento Tenerife se mueve que arranca por la red prioritaria de transportes marítimos del sistema portuario. En ella la Unión Europea (UE) tiene dos tipos de puertos, uno de interés general que entra en la red prioritaria y otros que entran en la red global. En la UE después de muchos estudios se decide que el único puerto prioritario es el de La Luz en Las Palmas. A consecuencia de ello, en la zona de transporte hay una asignación en los próximos años de 50 mil millones de euros, para toda esta red, y una parte de eso iría a parar a los puertos de la red prioritaria. A consecuencia de ello arranca Tenerife se Mueve, su intención es que Granadilla entrara dentro de esa red, pero no está construida.

Así que lo que quieren es que el puerto de Santa Cruz entrara dentro de esa red prioritaria. La propuesta la llevan al comité de peticiones del Parlamento Europeo esa propuesta prospera y eso tiene que ser refrendado por la Comisión Europea, por el Parlamento Europeo y por el Consejo de Estado de Europa. Meneses afirma que lo que pretenden es que dinero de la red vaya a parar a Granadilla, pero ese dinero se asigna a puertos con nombre y apellidos, dicen que Granadilla es una dársena de Santa Cruz y eso es un disparate y no lo va a aceptar Europa.

Cartel supuesta financiación. Fotografía propia.

Posibles usos

Federico Aguilera Klint, profesor de Economía y Medio Ambiente del departamento de Economía Aplicada de la Universidad de La Laguna, comenta que entre las posibles utilidades que podría tener el puerto es la de una base militar en Canarias. Juan Verde, empresario asesor de Obama y ex presidente de la cámara de comercio en Canarias afirma que la OTAN necesita una base en Canarias para ayuda a África. Por su parte Jaime González Cejas comenta que con la construcción del puerto pretende situar a la Isla como plataforma de paz y de comunicación intercontinental hacia África y Sudamérica, y para ayudar a combatir el hambre en el mundo. Para la ecologista Yasmina Encinoso el verdadero motivo para su construcción es la de servir como base naval de operaciones en África, para una posible intervención militar, el puerto sería una plataforma logística de control geoestratégico. Además que África tiene muchos recursos que ahora escasean.

Recientemente, el veintidós de marzo de 2013, El presidente de la Autoridad Portuaria, Rodríguez Zagaroza, declara que “tienen los millones de metros cúbicos suficientes para terminar las obras”. Por lo que se prevé que el contradique sur esté listo a finales de año. Pero dice que “el puerto de Granadilla será una dársena del Puerto de Santa Cruz”. Asimismo, afirmó  que “ya hay empresas que quieren invertir, y el dinero, lo tendrán garantizado, según Zaragoza, por el gobierno de España y por Europa. Afirmando también que “se hará posible la puesta en marcha de esta infraestructura en 2015”. También, Jaime González Cejas declaraba que “después de tantos años, se podía decir que el Puerto iba a concluir, y que no había nada técnico ni legal que impidiera la construcción”.

Vistas del puerto en la Montaña Bocinegro (El Médano). Fotografía propia.

 

 

 

 

This entry was posted in Proyectos propios and tagged . Bookmark the permalink.