¿Qué tecnología hizo posible la película ‘Avatar’?


Para los que aún se pregunten cómo fue posible que el director canadiense James Cameron, consiguiera recrear con tal perfección a los humanoides Na’vi, hoy encuentran la respuesta. El capturador de movimiento fue el responsable de esto, como también el uso de la cámara estereoscópica virtual 3D creada por el propio Cameron, que se colocaba en la cabeza de los actores y que reconocía unos marcadores colocados en la cara, consiguiendo una animación facial realista.

El capturador de movimiento está de moda en la industria de Hollywood, hace algunas semanas James Cameron ya adelantó que para la secuela de Avatar, su próximo reto será lograr la captura de movimiento submarina, que lo logre o no ya es otra historia, y, sin duda abordaremos este hecho cuando ocurra, pero mientras, nos centraremos en ¿qué es y para qué sirve este artilugio?

La captura de movimiento es una técnica para almacenar movimientos digitalmente es posible gracias a un conjunto de hardware y software que consiguen digitalizar los movimientos de las personas, y así reproducir esos movimientos a través de una serie de marcadores que son colocados a lo largo del cuerpo de una persona, y así después de realizar los movimientos, el software los traduce en información y reconstruye los movimientos de la persona en un dibujo animado.

El procedimiento consiste en colocar cámaras de infrarrojos alrededor del punto donde se quiera colocar la acción, para hacer una grabación hay que calibrar muy bien el espacio, y las cámaras que tienen que estar a una distancia focal determinada. Éstas se colocarán dependiendo del espacio que haya y de cuantas cámaras se quieran poner, cuantas más sean mayor será la precisión. Las cámaras de infrarrojos no graban la imagen y la oscuridad a la vez, así que se colocan unos puntos reflectantes que son los marcadores. Estos marcadores pueden ser activos o pasivos, en los pasivos se incide una luz y se refleja y en los activos tienen una luz visible, luego se le colocan al sujeto marcadores en un traje oscuro en los puntos en los que se quiera reconstruir los movimientos, habitualmente en cabeza, tronco y articulaciones, y luego el hardware graba esos puntos y el software lo reconstruye.

Entre los usos más destacados de este aparato se encuentra el mundo de los videojuegos, el cine o para temas relacionados con su aplicación a la medicina.

This entry was posted in Cómo funciona, Curiosidades, Electrónica, Más curiosidades, Tecnologías and tagged . Bookmark the permalink.
  • loka

    muchasgracias por ayudarme kon la tare se les kiere
    :)