Limpiando los océanos: The Ocean Cleanup

Millones de toneladas de plástico llegan a parar al mar, contaminándolo y produciendo un fuerte impacto sobre la fauna y flora marina. No solo produce de manera directa la muerte de incluso millones de especies anualmente, sino que además puede servir de medio de transporte para partículas contaminantes que entran a formar parte de la cadena alimenticia. Hay que ser consecuente con esta realidad y los problemas que conlleva.

Boyan Slat, un joven holandés estudiante de ingeniería aeroespacial, ha combinado ecologismo, creatividad y tecnología para hacer frente a este problema de una manera con un concepto llamado Ocean Cleanup Array, algo así como una plataforma con dos brazos que capta los residuos y los reconduce hacia el centro donde se produce la recogida.

Como los residuos plásticos se encuentran en la superficie del agua y no permanecen estáticos, la idea es anclar estos “Oceanic Garbage Patches” al fondo marino y dejar que la propia corriente sea la que concentre los residuos, tal y como reza el refrán: “si Mahoma no va a la montaña, la montaña viene a Mahoma”, ahorrando así costes de desplazamiento, emisiones asociadas, etc.

Además, al captar los residuos mediante los brazos en la superficie en lugar de con redes, se asegura que incluso las partículas más pequeñas sean captadas. Por otro lado, al realizarse a baja velocidad -la de la corriente marina- se asegura que las especies animales no sean captadas, incluso el plancton.

Se estima que en los océanos hay aproximadamente 7.250 millones de toneladas de plásticos, concentrados principalmente en giros marinos, esto es, los vórtices de las corrientes marinas giratorias -hay 5 en total-.

El proyecto se supone que será económicamente viable. Con la venta del plástico captado para reciclaje, se obtendría más dinero que el necesario para la ejecución del mismo. Además, habría que tener en cuenta factores económicos asociados como el impacto que supone la reducción de la polución en, por ejemplo, la afluencia de turismo a una región; o los costes de limpieza de residuos mediante formas convencionales.

This entry was posted in Curiosidades, Tecnologías and tagged , , . Bookmark the permalink.